Estética de la música (La balsa de la Medusa nº 116)

Estética de la música (La balsa de la Medusa nº 116)

Language: Spanish

Pages: 170

ISBN: B011V82QGK

Format: PDF / Kindle (mobi) / ePub


Cada una de las grandes revoluciones lingüísticas y estilísticas en la historia de la música ha llevado la atención de los teóricos y de los músicos, mayoritariamente, a reflexionar sobre los aspectos propiamente técnicos y lingüísticos correspondientes a cada arte, llegando solo de modo indirecto a afrontar las cuestiones filosóficas y estéticas, y siempre, en cualquier caso, con una actitud vinculada a las nuevas experiencias artísticas. Esto es algo que podemos constatar en el paso del ars antiqua al ars nova, en el paso de la polifonía a la monodia, y también hoy en día en la invención de la dodecafonía y en las radicalmente nuevas experiencias lingüísticas conectadas a las más recientes vanguardias.

Estética de la música aborda de forma sencilla dos cuestiones: los principales problemas estéticos de la música, con los que se entra en contacto en la primera parte, y una breve historia de la reflexión estética sobre la música. Fubini adopta un punto de vista interdisciplinar, que plantea en el centro mismo de su
pensamiento el problema de qué sea, estrictamente hablando, una estética de la música. Este punto de vista configura el marco de un estudio histórico, expuesto de forma breve y concisa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

tradiciones diferentes y netamente contrastadas debido a los respectivos espíritus que las animaban: de un lado, la música pagana greco-romana, estrechamente ligada a las costumbres, ritos y fiestas del mundo pagano; por otra, la tradición del canto de sinagoga hebreo. Evidentemente, el mundo cristiano tenía buenos motivos para distinguirse y alejarse tanto de la filosofía griega, de la música pagana, como de la hebraica, a la búsqueda de una modalidad original y específica con la que expresar

justificación en sí mismo, en la mera belleza de los sonidos. Marchetto de Padua, a comienzos del libro decimocuarto de su tratado Lucidarium, dedicado al canto llano, en el capítulo significativamente titulado �A la belleza de la música», escribía de este modo: �la música es la más bella de todas las artes (...), su nobleza impregna todo lo que vive y lo que no vive (...). De hecho, no hay nada más consustancial al hombre que relajarse gracias a las dulces maneras y enervarse con lo contrario.

afectos», es decir, a asumir valores subjetivos y confiarse a la sensibilidad del individuo. Por ello, Artusi defiende la polifonía, el contrapunto, las fugas, las composiciones �estudiadas», ya que todas ellas son susceptibles de ser definidas y organizadas mediante reglas codificadas y, por consiguiente, objetivas. El músico moderno, en cambio, y según Artusi, no duda en ofender al oído y, fundamentalmente, en ir contra la razón –que para él se identifica con la tradición– en nombre de la

XIX un fecundo campo de investigación, que encuentra en la psicología su punto de referencia. Ni las leyes acústicas ni la estructura fisiológica del oído se consideran ya suficientes de cara a justificar el discurso musical, ya que tales estudios deben ahora integrarse en otros sobre la percepción y la psicología auditiva. En esta dirección se mueven los trabajos de Géza Révész (Zur Grundlegung der Tonpsychologie, 1913) y, particularmente, los de Ernst Kurth (Musikpsychologie, 1931); si Kurth

exhiben, no obstante, un concepto completamente distinto de la música, la cual ha asumido a lo largo de los siglos y en los respectivos países funciones completamente diferentes, estructurándose en lenguajes muy lejanos a nuestro sistema diatónico; por lo que ha precisado de modos de ejecución, sistemas de escritura y de transmisión absolutamente divergentes respecto a los usados en Occidente. En relación a las culturas del Extremo Oriente, a las tradiciones africanas o, quedándonos en áreas

Download sample

Download

Related posts