Lo grotesco. Su realización en literatura y pintura (La balsa de la Medusa nº 174)

Lo grotesco. Su realización en literatura y pintura (La balsa de la Medusa nº 174)

Language: Spanish

Pages: 344

ISBN: B0123WCKSW

Format: PDF / Kindle (mobi) / ePub


El terror nos asalta con rigor precisamente porque se trata de nuestro propio mundo, de manera que la confianza que depositábamos en él no resulta ser más que una apariencia. Simultáneamente tenemos la sensación de que no podríamos vivir en ese mundo de repente transformado. No se corresponde con lo grotesco el miedo a la muerte, sino el pánico ante la vida. Y a la estructura de lo grotesco pertenece la abolición de todas las categorías en que fundamos nuestra orientación en el mundo. Desde la ornamentación renacentista hemos asistido a la plasmación de procesos perdurables de disolución: la mezcla de ámbitos y reinos bien distinguidos por nuestra percepción, la supresión de lo estático, la pérdida de identidad, la distorsión de las proporciones «naturales», etc. Y en la actualidad se han sumado a aquellas otros procesos más de disolución: la anulación de la categoría de cosa, la destrucción del concepto de personalidad, el derribo de nuestro concepto de tiempo histórico.

Lo grotesco. Su realización en literatura y pintura es, con la obra de Baudelaire y Bajtin, uno de los textos fundamentales para entender esta categoría. Kayser analiza el desarrollo de lo grotesco en la literatura y en la pintura, y, tras estudiar sus precedentes, El Bosco, Bruegel, afirma que lo grotesco es una creación plenamente moderna, que encuentra su marco adecuado y su punto de partida en el Romanticismo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

volamos, te sabemos de antiguo. Nos sembraste uno a uno con silencio y ya somos millones que te salen al encuentro bailando. La picardía se puede esconder el pecho, pero en la piel los piojos los ven los propios ojos… Así saluda el �coro de insectos» a su señor Mefistófeles, cuando este descuelga su viejo abrigo de pieles. Bajo su cobertura se había iniciado como alumno en los secretos de la ciencia y ahora de él salen �cigarras, escarabajos y mariposillas». Y su señor se regocija con la nueva

exigencia de la libertad de ánimo, el Schiller preceptor de poética añadiría una advertencia que sentaría la base para diferenciar entre dos tipos de comedia: �En la comedia de intriga los personajes son creados de acuerdo a los acontecimientos, mientras que en la comedia de caracteres los acontecimientos son creados de acuerdo a los personajes». Pero la comedia pura no se circunscribe a ninguno de los dos tipos. Las ideas procedentes de aquellas indicaciones con motivo del concurso habían de

sufre la incomprensión de un mundo empírico que le resulta extraño y que se diría soñado. Pero el carácter onírico de ese mundo kafkiano no solo reside en esa �suprarrealidad» –lo sobrenatural, de hecho, solo tiene lugar en los cuentos de su fase más temprana–, sino en su propia ley estructural: la afluencia continua de detalles que, aun descritos con exactitud, no pueden interpretarse con medios racionales e impiden cualquier asidero. Todo intento reflexivo choca de frente contra un mundo que

avisado titubeará y pensará que algo se hunde. Klemperer tiene toda la razón cuando señala al respecto de los extraños relojes de Korf y Palmström que �aquí está entrevisto en medio del juego el problema del tiempo, temps y durée, de los franceses» o cuando llama la atención sobre el hecho de que el famoso poema de Lattenzaun (La estacada) pone en solfa nuestro concepto de espacio. Hay algo que nos angustia escondido en estos juegos. Pero lo que está siempre en cuestión es el lenguaje mismo,

entrañas todo nuestro concepto de mundo y con ella la arbitrariedad de nuestro propio concepto de mundo.» (Peldaños, p. 100). Y una ulterior asimilación entre �lenguaje» e �imagen del mundo contenida en ese lenguaje» la encontramos en una declaración de ese mismo año: �el hombre es prisionero de una cárcel de espejos». Entre los años 1906 y 1908 se acumulan las anotaciones sobre el carácter dudoso del lenguaje: �¡Destruye el lenguaje!» exhorta sucintamente una de ellas, mientras la otra explica:

Download sample

Download

Related posts